viernes, 18 de junio de 2010

Zona Reservada de Tumbes

La zona de Tumbes presenta una formación boscosa que no es típica del resto de la costa peruana en la que predomina el paisaje desértico, constituyéndose en un refugio para la vida silvestre y en un importante centro de biodiversidad. A pesar de su cercanía -pocos kilómetros de la ciudad de Tumbes, en plena costa peruana- y su relativamente buena accesibilidad, estos bosques han permanecido casi inalterados durante siglos, convirtiéndose en un valioso refugio para la vida silvestre. Allí la naturaleza ha evolucionado sin interrupciones produciendo especies únicas y adaptadas a la vida en condiciones de calor y humedad propias de los trópicos, pero separada por la gran barrera de los Andes de sus parientes en la Amazonía. La relevancia de la Zona Reservada de Tumbes se destaca por el hecho de ser parte de la Reserva de Biosfera del Nor Oeste (UNESCO 1977), categoría de protección de reconocimiento internacional.

Los manglares son el hogar de una gran diversidad de fauna silvestre y el lugar de reproducción de muchas especies de crustáceos, aves, peces y mamíferos, aquí viven al menos 57 especies de aves. Un recorrido en bote a motor por los principales canales cercanos al embarcadero, estero “Algarrobo”, estero “Zarumilla” , así como las visitas a la “Boca del Manglar” y a la “Isla de las aves”, les dará la posibilidad de poder observar las ochos especies endémicas de este lugar: el ave limícola (Ralluslongitoris) la gallina del mangle (Aramidesaxillaris), el gavilán del mangle (Buteogallussubtilis), el huaco manglero (Nyctanassaviolaceus), el pájaro tigre (Tigrisomamexicanum), la garza cangrejera o Ibis blanco (Eudocimusalbus), el negro manglero (quiscalusmexicanus) y la chiroca manglera (Dendroicapetechia), entre muchas otras especies como la garza tricolor, la garza huaco, la garza cuca, el huaco común, el cormorán el playerito coleador, el ave fragata (Fregatamagnificens), el flamenco, y el martín pescador grande, entre otras.

La zona constituye parte del escenario geográfico en donde se suscitan complejas interacciones de componentes atmosféricos -continentales y marinos- por lo que presenta características diferentes al resto de la costa peruana. Su clima es caracterizado como transicional entre el desértico de la costa peruana y el tropical sub húmedo del Ecuador y tiene una gran variación de precipitaciones al año, con eventos extremos como el fenómeno de El Niño. La precipitación anual promedio es de 1350 mm, siendo su rango de 100 a 2000 mm.

El área presenta dos zonas ecológicas bien diferenciadas: el bosque seco y el bosque tropical, cada una con escenarios paisajísticos característicos que hacen de esta zona un lugar muy especial. Entre las especies características de estos hábitat están: el mono aullador de Tumbes (Alouattapalliata), el cocodrilo americano (Crocodylusacutus), la perdíz (Crypturellustransfasciatus), el loro de alas bronceadas (Pionuschalcopterus), la chachalaca (Ortaliserythroptera), entre muchos otros.

Enigmático y desconocido, este lugar fue visitado y aprovechado desde hace décadas por los pobladores de la región, especialmente cazadores y ganaderos nómades. Fue recién en 1957 que, en virtud a su importancia forestal, 75 102 hectáreas de su territorio fueron declaradas bajo la categoría de Bosque Nacional, dedicándose al uso racional de las especies maderables encontradas en su interior. Sin embargo, el bosque era mucho más que maderas preciosas y leña para carbón. Esta pequeña porción del país se convirtió, al azar de las circunstancias, en el último refugio de un innumerable grupo de especies animales y vegetales cuya distribución se extendía originalmente desde el sur de Norteamérica y cuyo límite austral es, precisamente, el bosque tumbesino. Lamentablemente estos ecosistemas han sido prácticamente devastados en los países vecinos, permaneciendo sólo esta pequeña zona en estado casi inalterada. El área alberga, además, un extenso grupo de especies endémicas -únicas y que sólo es posible encontrar en este lugar- y otras en peligro de extinción como el cocodrilo de Tumbes y la nutria del noroeste.

La Zona Reservada de Tumbes tiene 84 especies forestales, entre las que se encuentran el hualtaco, oreja de león amarillo, cedro, laurel, polo polo, ceibo entre otros. La flora está representada por una gran diversidad de especies, entre las que destacan la especie endémica de ceibo (Ceiba trichistandra), varias especies de algarrobos (Prosopisspp.), el angolo (Pithecellobiummultiflorum) y el pretino (Cavanillesiaplatanifolia). La flora de importancia económica está representada por el guayacán (Tabebuiasp.), el algarrobo (Prosopispallida) y el palo santo (Burseragraveolens), especies que están amenazadas por su uso intensivo como leña y en la fabricación de pisos de parquet y artesanías. En el interior del bosque, decenas de variedades de orquídeas compiten en belleza con bromelias, malváceas y begonias. Helechos y tillandsias cuelgan de las quebradas junto a rodales de especies de fina madera, casi desaparecidos en otras zonas, como el hualtaco y el guayacán.

En cuanto a la fauna, existen 230 especies de vertebrados, 175 aves, 4 anfibios, 36 mamíferos y 6 reptiles. Esta zona posee una fauna típica y de distribución restringida. Entre los reptiles podemos citar la macanche (Botriechisschlegelii) y varias especies de cañanes (Dicrodonsp.). Destaca entre los anfibios la rana de cabeza osificada (Trachycephalusjordani). Entre las aves se distinguen el perico pachaloro (Forpusxanthops), el perico macareño (Brotogerispyrrhopterus), el hormiguero (Grallaricula peruviana), el gavilán norteño (Leucopternisoccidentalis), la urraca (Cyanocoraxmystacallis), y el hornero (Furnariusleucopus). Entre los mamíferos se pueden encontrar el venado gris (Odocoileusvirginianus) y la ardilla nuca blanca (Sciurusstramineus). En esta zona existen algunas especies amenazadas como el loro alas bronceadas (Pionuschalcopterus), la nutria del noroeste (Lontralongicaudis), el mono coto de Tumbes (Alouattapalliata), el jaguar (Pantheraonca) y el huamburushu (Leoparduswiedii). También se encuentran otras especies como el cocodrilo Tumbes (Crocodylusacutus), hurón o cabeza de mate (Eirabarbara), ave fragata (Fregatamagnificens), Aguila negra (Buteogallusanthracinus), Amarillo del manglar (Dendroicapetechia) y Quíscalo grande (Quiscalusmexicanus) (Wust 2002).

La Reserva de Biosfera del Nor Oeste, de la cual la Zona Reservada de Tumbes es parte, cuenta en su totalidad con alrededor de 21guardaparques, cuatro profesionales, un personal administrativo, y el jefe del área protegida. La Zona Reservada de Tumbes en particular, cuenta con 4 puestos de control: Isla Noblecilla, El Caucho, La Angostura y Zapallal. Estos puestos carecen de radio comunicación, sus instalaciones son básicas, no contando con servicios apropiados como baños y duchas, ni tampoco con apropiados espacios para la instalación de materiales educativos y de interpretación.

La Zona Reservada de Tumbes cuenta con una serie de caminos de acceso sin asfaltar. Hacia la parte norte del área protegida se ingresa desde la ciudad de Tumbes por el camino que pasa por San Juan de la Virgen, se toma dirección hacia el poblado de Miraflores, y se continúa hasta el poblado de El Tutumo y hasta la localidad de Matapalo. A Matapalo, en el noreste del área, se llega también desde la localidad de Zarumilla, por un camino que va paralelo a la frontera con Ecuador. Desde Tutumo y Matapalo hay vías de ingreso al área protegida hacia el sector El Caucho, El Limón, Cerro Bombas, pudiendo llegar a los puestos de control fronterizo y el Ejército en la frontera con Ecuador. Por la localidad de Pampas de Hospital hay una vía que ingresa por la quebrada la Angostura, límite nor oeste de la zona reservada. Paralelo al río Tumbes hay una vía que llega a la localidad de Rica Playa, en la parte oeste de la zona reservada. Desde allí se puede ingresar tanto por río como a pie a este sector del área protegida. Sobre todo en los alrededores del área protegida hay una serie de caminos que conectan las diversas localidades asentadas en la zona.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada